Región de Lazio (Lacio en español)

Pueblos y ciudades de la provincia de:

Rocca di Papa, Lazio

Rocca di Papa
En provincia de Roma

Pueblo de la zona de (Castillos Romanos) Castelli Romani.

Rocca di Papa se creó al costado del "Arx" (arco) de la ciudad latina Cabum, parece ser que los restos del primitivo poblado se han encontrado en la vertiente este del Monte Cavo asomada al altiplano de los Campi d'Annibale.

En el mes de mayo, los habitantes de las ciudades latinas llegaban al templo de Juppiter Latiaris, situado en la cima del Monte Cavo, para celebrar las "Feriae Latinae" (fiestas Latinas), con la intención de rendir homenaje a la deidad tutelar y para festejar la alianza establecida entre ellas (lega Latina). Por la antigua vía romana que iniciaba en la vía Appia a la altura de Ariccia, subían hacia la cumbre del monte personajes y generales romanos para implorar la protección divina en las empresas bélicas que estaban por entablar, o para recibir los honores de la victoria. Recogieron tales honores: Minicio Rufo, Claudio Marcello y Giulio Cesare, entre otros.

En la edad media el templo entró en decadencia, el Papa Pio II, visitando monte Cavo, encontró sobre los restos del templo pagano una ermita dedicada a S. Pietro y habitada por un ermitaño dálmata. En el siglo XVIII el cardenal Enrico Benedetto Stuart, duque de York, hizo remover definitivamente las ruinas y en su lugar hizo levantar un monasterio donde, sucesivamente, se establecieron los religiosos polacos de Edmondo Brisson. En el 1758 fueron los Padres "Passionisti".

A partir del 1889 el monasterio fue transformado en albergue y albergó personas ilustres del mundo literario y político como Gabriele d'Annunzio y Luigi Pirandello, que aquí escribió, "L'esclusa".

En el transcurso de los siglos el pueblo fué llamado: Castrum Monti Albani, De Monte Cavo y Castrum Rocce De Pape. Detrás de los restos del arco romano, donde se encuentra ahora la fortaleza, tuvieron lugar, durante la edad media los primeros asentamientos de carboneros y leñadores. El nuevo castillo o fortaleza puede atribuirse a Papa Eugenio III que, aliándose a los Condes de Tuscolo, fue fortificando de este modo los alrededores de Roma.

En el 1084 el Pont'fice Lucio III invitó al Conde Bertoldo, legado del emperador Federico Barbarossa a reconquistar la fortaleza que mientras tanto había pasado en manos del ayuntamiento de Roma. Proviene de este periodo la denominación Rocca di Papa, en cuanto dependía directamente de la Santa Sede. Tras una serie de altibajos Rocca di Papa pasó al dominio de la familia Trasteverina de los Annibaleschi.

En el 1426 fue adquirida por los Colonna descendientes de Petrus de Colonna, perteneciente a la legendaria familia de los Conti Tuscolani; entonces los Orsini antes, y los Caetani mas tarde intentaron inœtilmente la expugnación de la fortaleza que, en el 1501 pasó bajo el dominio de los Borgia. A la muerte de Alessandro VI regresó a los Colonna y mas tarde al mal afamado Sacco di Roma, Carlos V encerró en la fortaleza algunos rehenes romanos.

Mas tarde fue desmantelada por Pier Luigi Farnese durante el pontificado de Paolo III aprovechando la llamada guerra "del sale" (de la sal). Restablecida por Polo IV la fortaleza sufrió una destrucción total durante la guerra entre los Colonna y los Veliterni.

Rocca di Papa quedó entonces como propiedad de los Colonna hasta el 1814 año en que pasó bajo la jurisdicción de la Iglesia Católica Romana.