Región de Lazio (Lacio en español)

Pueblos y ciudades de la provincia de:

Monte Porzio Catone, Lazio

Monte Porzio Catone
En provincia de Roma

Pueblo de la zona de (Castillos Romanos) Castelli Romani.

La historia de Monte Porzio Catone, igual que la de muchos lugares de los Castelli Romani, está vinculada a la presencia y a la dominación de Tuscolo. Las ruinas esparcidas sobre el cerro donde surge hoy el pueblo atestiguan las batallas combatidas con y contra la ciudad de Tuscolo. Se recuerdan especialmente: la del lago Regillo en el 497 a.C., que tras la derrota de los Latini señaló la alianza de Roma con Tuscolo, y la batalla de "Monte Porzio", setecientos años mas tarde (1167 d.C.), que costó millares de víctimas a los romanos, siendo el preludio de su revancha y de la destrucción de la ciudad de Tuscolo.

A principios del siglo XIII surge una pequeña población sobre la colina donde ahora se encuentra el pueblo.

En el 1151 Oddone Colonna que era su dueño, lo cedió a Papa Eugenio III.

Se vuelve a citar Monte Porzio en un documento del 1400 con el que Bonifacil IX asegura a Teobaldo di Nardo Annibaldi el territorio de la Molara con el anexo Monte Porzio. Bajo el dominio de esta familia potente, en el 1564 Giulia degli Alberoni viuda Altemps, con el hijo Giovanni Annibaldi, interesados en el desarrollo de Monte Porzio, invitó a familias foráneas a establecerse en el área concediéndoles en alquiler perpetuo todo el territorio de Monte Porzio.
Gregorio XIII Boncompagni que solía veranear en la cercana Villa Mondragone, para mejorar las condiciones de la población, apoyo la construcción de casas y a la edificación de la iglesia principal.

El actual centro histórico se formó así en el transcurso de un siglo, entre la construcción de la primera iglesia en el 1580 y de la segunda en el 1666, las dos dedicadas a Gregorio mártir. El proyecto urbanístico se extendió en dos direcciones, una hacia la zona oeste y la otra que conducía a la plaza en la cual surgía el Palazzetto Borghese. Todas la calles que se extienden en el centro histórico se cruzan con las avenidas principales que confluyen en la Plaza del Duomo.

A finales del 1500, la Cámara Apostólica cedió Monte Porzio al cardinal Altemps, dueño del pueblo por 30 años.

Una vez muerto el cardenal, Monte Porzio paso a la familia Borghese.