Alpes, Lagos y Mar
Turín (1)

La Augusta Taurinorum romana, nace de poblaciones célticas que se mezclaron con los ligures. Julio César les dio la ciudadanía romana; ducado longobardo, franco condado después, pasó, en fin, a los Saboya que establecieron gradualmente su capital.

Comenzaremos la visita a Turín con la plaza que toma el nombre del Castillo, del doscientos, que surge sobre las ruínas de una puerta romana. Uno de los lados presenta aún el aspecto rudo del torreado castillo medieval, el otro, la hermosa apariencia de la fachada barroca construída por el arquitecto Juvara (1718). En el interior del Palacio Madama se halla el Museo de arte antigua.

Desde la plaza del Castillo superada la iglesia barroca de San Lorenzo obra de Guarini, con la caprichosa cúpula, pasamos a la antigua plaza Real, al majestuoso Palacio Real (1658). Junto al palacio se encuentra la Armeria uno de los más ricos museos de armas antiguas del mundo. En la parte posterior del palacio, la elegante Catedral, obra de artistas toscanos (1498), rica en tesoros de arte entre los cuales un Políptico del Defendente Ferrari.

En una capilla, con cúpula de Guarini, se conserva la Santa Sindone (Sabana Santa) que, según la leyenda, envolvió el cuerpo de Cristo muerto. A pocos pasos se halla el más imponente resto de la Turín romana: las Torres Palatinas, antigua puerta de las murallas augusteas.

Por calle Milano se llega al Palacio de la Ciudad, del seiscientos y, en la central plaza del mismo nombre, se halla el Palacio Cangnano de estilo barroco, hermoso y serio en ladrillos rojos (1680) donde se encuentra el Museo del Risorgimento. Desde aqui flanqueando la Iglesia de San Felipe (cuadros de los pintores Solimena y Maratta), se pasa al Palacio de la Academia de las Ciencias, que encierra los dos grande museos de arte de Turín: el Museo Egipcio, uno de los más ricos del mundo y la Galeria Sabauda. Dada la extensión de las dos colecciones sugerimos visitar el primero de los museos durante la mañana, abriendo, con el segundo el itinerario de la tarde. Se almorzará en uno de los elegantes restaurantes de los alrededores.