Alpes, Lagos y Mar
Génova (1)

Antiquísima ciudad de los Ligures, pueblo de pastores que su posicion geográfica obligo a navegar. Fue luego ciudad romana, sufrió las invasiones barbancas y se erigió, por fin, en libre comuna y república marinera.

Colocada a orillas del mar en forma da semicírculo, sobre una faja estrecha de tierra montañosa, es ciudad de mar y colina, aristocrática y popular, rica en callejas tortuosas y soberbios palacios.

Nuestra excursión por la ciudad comienza ante el puerto, animadísimo con el cuadrado Palacio de San Jorge, antigua sede del célebre Banco que administró las fortunas económicas de la República.

Estamos ahora en la pintoresca Plaza de Caricamento, con los antiguos soportales de Sottoriva, desde donde arrancan las estrechísimas calles, los "carugi", que suben a la ciudad alta.

Prosiguiendo hacia la Lanterna, el alto faro frente a nosotros, se llega a la iglesia románica de San Juan del Pre, con el campanario gótico junto al que surge la Lonja de los Comendadores Jerosolimitani (siglo XII).

Flanqueando la estación Príncipe se llega al Palacio Doria Pamphili (1529), con frescos de Perin del Vaga; aqui vivió sus últimos años G. Verdi.

Volvamos a Plaza de Príncipe y alcancemos la famosa calle Balbi. A la derecha, la rica mole del Palacio Real, con suntuoso interior y espléndido jardín. Ante el citado palacio, la iglesia de San Carlos; el palacio de la Universidad (bonito patio con arcos; en el interior, estatuas de Gianbologna).