Alpes, Lagos y Mar
Savona

Savona, ciudad industrial, no privada por ello de obras de arte. Veremos así el Políptico de Foppa en la iglesia de Santa Maria del Castillo; la Catedral, del Renacimiento (espléndido Batisterio anterior al 1000); el palacio Pozzobonello, en el que se halla una interesante pinacoteca con cerca 90 obras de Donato de Bardi, Mazone, Foppa.

Importante es también el Palacio de la Rovere, proyectado por Sangallo.
Sobre el puerto se asoma la Torre conocida como el León Pancaldo, nombre del piloto de Savona que navegó con Magallanes y, a espaldas del Jardín Público, sobre un montículo, la Fortaleza priamar, del 1542.

De Savona tomamos la autopista hasta Fossano, interessante por el Castillo de los Príncipes de Acaia, del siglo XIV. En este trayecto de la autopista, llamada ya la Savona-Turín, señalamos Ceva, Mondovi y Vicoforte, con el notable santuario homónimo con la cúpula del Gallo. De Fossano se puede proseguir por Bra y alcanzar Alba con una bonita Catedral gótica (bellísimas tallas en el coro). De Alba, con un recorrido de 60 kilómetros entre bellas colinas, llegaremos a Moncalieri, con un bellísimo Castillo Real y, al fin, a Turín.