Entre Roma y Nápoles
Rutas en coche: Salerno

Salerno, antigua ciudad, probablemente colonia etrusca, luego romana y, en fin, bizantina, longobarda y normanda.

De esta época es la soberbia Catedral de arquitectura románica aún visible desde el exterior, con bellísimo Atrio que se apoya sobre 28 columnas romanas.

Por la magnífica Puerta de Bronce (1099) se entra en el interior donde se admiran dos púlpitos del siglo XII, decorados en mosaico; el Sepulcro de Margarita Durazzo, los mosaicos de la Capilla de Gregorio VII.

El Museo de la Catedral conserva buenas telas y un rico Tesoro, entre otras cosas, el Paliotto en marfil (frontal del altar, siglo XII).