Región de Le Marche (Las Marcas, en español)

Pueblos y ciudades de la provincia de:

Fermo, Marche

Monte Rinaldo
En provincia de Fermo

El pueblo de Monte Rinaldo se alza sobre un contrafuerte a 485 m s.n.m. y su historia hunde sus raíces hasta la época romana, cuyo testimonio se puede identificar en el grandioso templo que descubierto en la localidad de "La Cuma", junto con los numerosos vestigios de villas romanas, aún hoy en gran parte inexploradas.

Los municipios limítrofes de Monte Rinaldo son: Monsampietro Morico, Montalto delle Marche (AP), Montelparo, Montottone y Ortezzano.

El centro histórico es medieval, circunscrito dentro de las paredes que rodean la plaza donde se encuentran el Palacio Giustiniani y la Torre Cívica. El territorio de Monte Rinaldo, considerado "de frontera”, en la Edad Media fue disputado por el ducado de Fermo, la ciudad de Ascoli y la Abadía Farfense de la cercana Santa Vittoria. Los castillos de Bucchiano y Montorso son de este período y hacia el año 1000 ya estaban en estos vastos territorios.

Entre los lugares de interés, el "Museo Cívico", ubicado en la antigua iglesia del Santo Crucifijo, que recoge los hallazgos del área arqueológica cercana. La colección incluye revestimientos arquitectónicos, cerámicas de diferentes épocas, objetos de bronce y ofrendas votivas dedicadas a los dioses.

Tour por Le Marche, Viaje a Las Marcas

De notable importancia es también el "Palazzo Giustiniani". El edificio se encaja en las murallas del sur de la ciudad, cuyos restos son claramente visibles en la fachada sur. El Palazzo Giustiniani mantiene en su conjunto las características típicas de las residencias nobles de los pequeños pueblos del área de Fermo y representa una porción significativa del perímetro de la plaza de Monte Rinaldo por sus características arquitectónicas como las aberturas ovales y las del piso noble ricamente decoradas.
La obra se desarrolla en cuatro niveles y surge de la unificación de células de construcción preexistentes unidas a la fachada en las primeras décadas del siglo XVIII gracias a la intervención de la familia Giustiniani.
Cabe destacar el piso noble, la residencia real de la familia Giustiniani, caracterizada por importantes decoraciones de paredes y suelos de madera pintados.

Entre los lugares de culto más famosos: la Iglesia del Santo Sacramento y el Rosario, la Iglesia de San Leonardo y Flaviano, la Iglesia de Santa María della Neve y la Iglesia de Sant'Anna.