Sicilia, arte y cultura entre sol y mar
Palermo (3)

Rutas por Sicilia

Inmediatamente después, la iglesia de Santa Maria de los Ángeles, llamada la Ganda, con fachada cuatrocentesca y muchas obras de arte en el interior.

Por la cercana plaza Marina, superando a la derecha el Palacio Chiaramonte (trescientos) se llega, junto al Puerto, a Santa María de la Catena, original y armoniosa construcción del renacimiento con logiado sobre la alta escalinata.

Dando vueltas por plaza Marina, veremos al centro el Jardin Garibaldi, se supera el Palacio San Cataldo y la iglesita de Santa María de los Milagros, ambos del Renacimiento y, por calle de Merlo, se va a San Francisco de Asís, espléndida iglesia gótica (sig. XIII) con el gran rosetón en el centro (interior con coro ligneo, Renacimiento bellas esculturas).

Al lado, el Oratorio de San Lorenzo, obra maestra en estuco de G. Serpotta, famoso por los estucos. Nuestra primera jornada entre los tesoros monumentales y artísticos de Palermo puede terminar aqui.

Y si como suponemos no es demasiado tarde, se podrán utilizar las últimas horas Para subir al Monte Pellegrino, o bien llegar a las ruínas de Solunto, antigua ciudad helénico-romana sobre el mar, junto al cabo Zafferano (Azafrán), en los alrededores de Bagheria.

La segunda jornada podemos partir de Quatro Canti y, recorriendo calle Maqueda hasta plaza Verdi, donde surge el Teatro Máximo, echar una ojeada a la ciudad moderna. Volvemos atrás alcanzando plaza de la Olivella, para ver el Museo Nacional Arqueológico, en un antiguo convento, con sugestivas salas y patios.

Se halla aquí reunida la más bella colección de arte clásica de Sicilia, una de las más importantes de Italia, con innumerables obras de escultura, mosaicos, cerámica, monedas y las maravillosas Metope provenientes de Selinunte.

Iremos desde aquí a la plaza donde surge la bella iglesia de Santo Domingo (seiscientos) de donde se pasará a Santa María la Nueva (siglo XVI).

Por la tarde completaremos nuestro conocimiento de Palermo visitando el Palacio llamado de Zisa, una de las pocas construcciones civiles de época normanda que hayan llegado intactas a nuestros días.

De Porta Nuova iremos a calle Colonna Rotta y la de Zisa desde donde por la de los Cipreses, se puede llegar al famoso Convento de Capuchinos, en cuyos inmensos corredores fueron depositados (no es el caso de decir enterrados), los cadáveres de los ricos palermitanos durante el curso de los siglos. Reducidos a esqueleto o momificados, crean un conjunto macabro y grotesco al mismo tiempo.

Volvamos a Porta Nuova para llegar a Corso Calatafimi. En el numero 94 del interior del Cuartel Tukory, surge la Cuba, otro palacio normando parecido a la Zisa (1180) cuya cúpula se ve desde la calle.

Corso Calatafimi es una buena recta que, en leve subida nos lleva (8 km desde el centro de Palermo) a Monreale.

Tour por Sicilia, con salidas regulares

Volviendo a plaza Bellini se toma la Discesa dei Giudici (Bajada de los jueces) y pasando ante Santa Ana, se continua hacia la derecha por plaza de la Rivoluzione, desde donde pronto llegamos al Palacio Aiutamicristo (Ayudame Cristo), con estupendo portal en el patio.

Detras del palacio, la Iglesia de la Magione, y, avanzando hacia el Corso, se atraviesa el barrio arabe de Kalsa, donde, superando Santa Teresa, por calle Torremuzza, se llega a la esquina de calle Alloro con la iglesia de la Virgen de la Piedad, con la mas bonita fachada barroca de Palermo, parecida a las iglesiasromanas de la epoca. Mas alla de la iglesia, en calle Alloro, rica en hermosos palacios, el gotico renacimental Palacio Abbatellis, con Torre almenada.

Interior con la Galeria Nacional de la Sicilia, con frescos del Triunfo de la Muerte, de la segunda mitad del '400, pintados por A. de Mesina y alumnos; Gossaert, Garofalo, etc.; ceramicas, esculturas (G. Pisano, Laurana, del que esta la estupenda Leonora de Aragon.

En el segundo piso, los antiguos apartamientos reales de caracter barroco y neoclasico.