Entre Florencia y Roma
Veio

VEIO, soberbia ciudad etrusca destruida por los romanos. En 1916 en Veio, fué descubierta la obra cumbre del arte etrusca: el Apolo llamado de Vejo, que veremos en Roma en el Museo de Villa Julia.

Se cuenta del obrero que excavando vió emerger la cabeza del diós, que la encontró tan hermosa que la cubrió de besos. La estatua, como se descubrió al liberarla de la tierra, había permanecido en pie: mientras su ciudad caía, el Apolo de Veio no quiso ceder a los romanos. Pasear por los campos que un día fueron Veio da verdaderamente gran melancolía, parecida a la que sufrió Chateaubriand ante las ruinas de Esparta. Con un guía se podrán visitar las célebre tumbas de la necrópolis de Veio entre las que veremos la Tumba Campana y la de los Leones Pintados.

Nos hallamos ya casi a las puertas de Roma que se intuye al fondo frente a nosotros. A los 17 km desde Isola Farnese, entramos en ROMA por la puerta del Popólo (del Pueblo).

De OSTIA ANTIGUA rozando el aeropuerto de Fiumicino, llegamos a la autopista que corre paralela a la Aurelia hasta CERVETERI.